A nadie se le ocurriría dejar entrar en su hogar algo tan peligroso con tan sólo abrir un grifo. Desgraciadamente desde tiempos inmemoriales la familia convive con este silencioso enemigo.

  • ¿Qué es Arsénico?

  • ¿Qué es Arsénico?


    El arsénico es un elemento natural de la corteza terrestre. En algunas regiones del mundo está presente en el agua cuando ésta atraviesa rocas que lo contienen en abundancia.

    Según la UNESCO, la presencia de arsénico en el medio ambiente se debe a fenómenos naturales y también a ciertas actividades humanas (explotación minera, fundición de minerales, centrales eléctricas de carbón) y no existe terapia contra el envenenamiento por el arsénico presente en el agua potable.

    La prevención es la única arma contra esta plaga, que afecta a un gran número de países, desde Bangladesh a Estados Unidos, pasando por Argentina, Chile, China, Ghana, Grecia, Hungría, India o México.

    Investigaciones médicas recientes muestran que una exposición prolongada al arsénico, aunque sea a niveles muy bajos de concentración, puede provocar cáncer y otros efectos nocivos en la salud humana, afirma Branislav Petrusevski, director del proyecto en el Instituto UNESCO-IHE,

    Según el informe del INTI “Modelo de Intervención para el Abatimiento de Arsénico en Aguas de Consumo”, el origen de la contaminación natural con arsénico en las aguas subterráneas se debe a la actividad volcánica de la cordillera de Los Andes, que provocó la aparición de terrenos con arsénico.

    Los acuíferos contaminados con arsénico están en contacto con una capa sedimentaria con predominio de loess (limo uniformemente sedimentado y ligeramente poroso) de edad cuaternaria. Parte del arsénico encontrado en este loess puede derivar de la disolución de vidrio volcánico.

    El arsénico en el agua puede encontrarse en la forma química de oxoanión en sus dos estados de oxidación As(III) y As(V), arsenito y arseniato respectivamente.

    La movilidad del arsénico entre el sedimento y el agua se debe a factores que están controlados por el pH, y las condiciones redox. Los procesos geoquímicos que intervienen en la movilización del arsénico son de absorción-desorción. El arsénico inorgánico puede ser absorbido por óxidos de hierro, manganeso y aluminio.

    El aumento de la concentración de arsénico en agua dependerá del régimen hidrogeológico y paleohidrogeológico del acuífero. Es decir, que el problema tiene una dimensión temporal. Un factor crítico es el tiempo de residencia del agua en el acuífero. Una consecuencia de esto, es que en acuíferos profundos y antiguos la concentración de arsénico es baja.

    El aumento en el caudal de agua extraído, (es decir una mayor explotación), de un pozo realizado en un acuífero con arsénico, producirá en el tiempo agua con mayor contenido del mismo. Por este motivo, suelen realizarse nuevas perforaciones. Pero estas son soluciones de corto o mediano plazo, ya que el acuífero es el mismo, y por lo tanto a largo plazo puede incrementarse la concentración de arsénico en toda la zona abastecida por él.

  • La problemática del Arsénico en España
  • Se han encontrado problemas de arsénico en el agua de diferentes poblaciones del estado español. Un ejemplo reciente es el de la población tarraconense de l’Argentera. Este pueblo de 140 habitantes sufre contaminación natural de arsénico desde hace más de 20 años.

    Según su alcalde, Joan Maria Castellví, el municipio hace muchos años que sufre esta contaminación porque tiene vetas de minerales y el agua de la red pública presenta niveles por encima de los límites permitidos, por lo que el agua del grifo no es potable.

    Los vecinos de este pueblo de tarragona todavía no han solucionado su problemática ya que las autoridades todavía no se han puesto de acuerdo.

    En cambio, otro caso también presente en el estado español sí pudo solucionarse con éxito. En 2010 y 2011 el número de pueblos de la localidad de Segovia que se vieron en la obligación de declarar su agua como “no apta para el consumo”, al haber superado el nivel autorizado de arsénico, no paró de crecer.

    A este fenómeno se han unido una legislación cada vez más restrictiva en cuanto a este elemento químico, ya que si hasta el año 2003 el máximo permitido era de 50 microgramos por litro, desde el 1 de enero de 2004 (en virtud del Real Decreto 140/2003) bajó hasta 10.

    En Segovia, pueblos como Fuentepiñel ya han solucionado su problema de arsénico. Esta población ha instalado un filtro especial, de arenas con hidróxido férrico granular, que ha hecho desaparecer la contaminación del agua; de 13 microgramos por litro a 0,0.

    El caso de Fuentepiñel

    A mediados de Noviembre de 2010, el análisis del agua realizado en Fuentepiñel ofreció un dato no deseado por los vecinos: 13 microgramos de arsénico por litro. El contraanálisis, hecho a primeros de diciembre, corroboró la contaminación. De nuevo, 13.

    Así que el Alcalde de Fuentepiñel, Jorge Barrio, se vio obligado a declarar el agua como “no apta para el consumo” y firmar un bando al respecto, que luego se colocó en los lugares de este pueblo con 120 empadronados, la mitad de los cuales no vive allí en invierno.

    Lo cierto es que el Ayuntamiento, en vista que el nivel de arsénico rozaba desde hacía tiempo el autorizado, quiso ser previsor y solicitó una subvención para colocar un filtro, entendiendo que este sistema era la única solución si finalmente superaban los 10 microgramos por litro.

    La ayuda fue concedida y, precisamente cuando la máquina potabilizadora iba a instalarse, Fuentepiñel entró a formar parte de la nómina de pueblos cuyos vecinos no pueden beber agua del grifo.

    El filtro de Fuentepiñel fue adquirido por la multinacional Culligan, que ha hecho desaparecer, según los últimos análisis, el arsénico de 13 microgramos por litro a 0,0. De esta manera se consiguió agua apta para el consumo humano y una importante reducción en los costes operativos.

  • Consecuencias para la salud

  • Consecuencias para la salud

    Los seres humanos están expuestos al Arsénico liberado en el ambiente, ya sea por fuentes naturales o consecuencia de la actividad del hombre, vía agua, aire y alimentos.

    Según el informe del INTI, los efectos más destacados de la intoxicación aguda por arsenicales inorgánicos son:

    • Daño severo gastrointestinal con dolores, vómitos y diarrea.
    • Vasodilatación, caída de la presión sanguínea, shock.
    • Daño renal glomerular y tubular con reducción de volumen urinario y anuria final.
    • Depresión y parálisis de la respiración. Esta es frecuentemente la causa de muerte.
    • Pérdida de movimientos voluntarios y parálisis de origen central.
    • Hipotermia.
    • Contracciones musculares.
    • Anormalidades cardíacas.

    Es importante destacar que la toxicidad de los compuestos de arsénico es altamente dependiente de su forma química. Los efectos crónicos se dividen en cuatro segmentos:

    a. de tipo general;
    b. teratogénesis;
    c. mutagénesis;
    d. carcinogénesis.

    a. De tipo general:

    • Desbalance electrolítico, pérdidas excesivas desde sangre a tejidos y tracto intestinal.
    • Depresión hematopoyética, disminución de leucocitos y ocasionalmente anemia aplásica.
    • Inflamación de ojos y tracto respiratorio.
    • Pérdida de apetito y peso.
    • Daño hepático de distinto grado: ictericia, cirrosis, etc.
    • Alteraciones sensoriales.
    • Dermatosis: hiperpigmentación, hiperqueratosis palmo-plantar, descamación y caída del cabello. (Indicadores de intoxicación crónica).
    • Estrías blancas en uñas.
    • Isquemia de miocardio.
    • Enfermedades vasculares periféricas (enfermedad del “pie negro”).

    b. Teratogénesis:

    Alteración estructural y funcional del desarrollo que impide la formación armónica del individuo. En casos extremos puede conducir a la muerte del embrión. El Arsénico y algunos de sus compuestos han demostrado tener propiedades teratogénicas.
    Se ha demostrado tanto en humanos como en animales, aunque en humanos los datos son escasos. Por ejemplo se observó mayor incidencia de malformaciones múltiples en hijos de empleadas de fundiciones de metales expuestas a Arsénico, que en niños nacidos en cualquier otro sitio.

    c. Mutagénesis:

    Consiste en una modificación de las bases que constituyen el ADN. El Arsénico ha demostrado ser mutágeno en humanos y en animales de experimentación.
    Las evidencias en el hombre incluyen tanto:
    • Observaciones de frecuencia aumentada de algunas consecuencias clínicas de las mutaciones (vejez prematura, cáncer, anomalías congénitas trasmisibles, mortalidad del feto, esterilidad, etc.),
    • Observaciones y anomalías a nivel del material genético.

    d. Carcinogénesis:

    Desde fines del siglo XIX, el Arsénico fue una de las primeras sustancias reconocida como carcinógeno humano. En poblaciones humanas expuestas, el Arsénico está asociado a tumores de piel y pulmones, pero también puede asociarse con tumores de vejiga, riñón e hígado.
    A pesar de ser claramente un carcinógeno humano, su carcinogenicidad continúa siendo un enigma. De hecho, es el único agente que la IARC (International Agency of Research of Cancer) considera un carcinógeno humano, a pesar de que son “inadecuadas” las evidencias de su potencial carcinogénico en animales.

    Los datos de su carcinogenicidad en animales son negativos o dudosos para la IARC.

     
  • Hidroarsenicismo Crónico Regional Endémico(HACRE)
  • “Se define como Hidroarsenicismo Crónico Regional Endémico (HACRE) a la enfermedad producida por el consumo de arsénico a través del agua y los alimentos. Esta enfermedad se caracteriza por presentar lesiones en la piel y alteraciones sistémicas cancerosas y no cancerosas, pasado un período variable de exposición a concentraciones mayores de 10 ppb (0,01 mg/L) en agua de consumo diario.

    Estudios recientes han demostrado que la población infantil expuesta durante el período prenatal y postnatal puede tener menor desempeño neurológico que los niños no expuestos.”

    Fuente: “Epidemiología del hidroarsenicismo crónico regional endémico en la República Argentina”, estudio colaborativo multicentro. Ministerio de Salud de la Nación, Asociación Toxicológica Argentina, Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable. 2006.

    Países que presentan el problema: Argentina, China, México, Chile, Reino Unido, Taiwán, India, Alemania y Estados Unidos

  • Posibles soluciones a esta problemática

  • Posibles soluciones a esta problemática

    Según la Subsecretaría de Defensa del Consumidor y el INTI, es importante tener en cuenta que no existe una solución aplicable a todas las poblaciones por igual. En cada una de las poblaciones afectadas pueden encontrarse diferentes situaciones.

    Existen localidades que tienen provisión de agua a través de una red de distribución, pero si éstas no cuentan con una planta de remoción de arsénico, el agua distribuida probablemente contenga niveles de arsénico superiores a lo permitido.

    También existen poblaciones aisladas o rurales en las cuales el abastecimiento de agua se hace con pozos particulares. En este último caso el modelo de intervención propuesto contempla que muchas poblaciones no tienen suministro de energía eléctrica, lo cual limita las posibilidades de uso de ciertas tecnologías para la remoción del arsénico.

    Para las poblaciones con sistema de distribución de agua por red existen varias tecnologías desarrolladas y aprobadas para plantas de abatimiento de arsénico. Las más empleadas son la de coagulación-filtración y la de ósmosis inversa. Otras tecnologías utilizadas con menor frecuencia son la de adsorción y la de intercambio iónico mediante el uso de resinas.

    Para las poblaciones sin sistema de distribución de agua por red, el diseño y tipo de dispositivo de tratamiento, así como el lugar de aplicación del mismo, dependen fundamentalmente de la calidad y la cantidad del agua a tratar.

    Para la zona rural, donde no llega la distribución de agua por red, se diseñó un dispositivo para la remoción de arsénico que emplea la tecnología de coagulación-filtración. Se trata de un sistema económico y sencillo de utilizar que no necesita energía.

Nombre* E-mail*
Teléfono Población
Quiero recibir más información acerca del agua He leido y acepto las condiciones de privacidad*

Envíenos sus datos para descargar el PDF con la información solicitada, si lo desa también puede recibir información adicional sobre el estado del agua, nuevos artículos de la enciclopedia del agua e información de nuestros productos para el tratamiento del agua.

Los campos marcados con * son obligatorios.

Condiciones privacidad y Nota legal: informamos que los datos de carácter personal solicitados en el formulario, serán incorporados a un fichero automatizado para poder ser utilizados en aquellas comunicaciones que Culligan deba realizarle y, en su caso, con la finalidad de poder seguir siendo utilizados en la relación comercial que mantengamos con usted, siendo el responsable del fichero Culligan España, S. A. El fichero es totalmente confidencial y sobre los datos personales registrados usted puede ejercer, en todo momento, sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición. Para ello sólo tiene que dirigirse a la dirección de correo electrónico “culligan@culligan.es”, o por escrito mediante carta dirigida al Servicio de Atención al Cliente, C/Trepadella, 12, 08755 Castellbisbal (Barcelona). A tales efectos se informa que el responsable del fichero es CULLIGAN ESPAÑA, S.A., con domicilio en la dirección antes indicada.